3 nov. 2009

La cultura en Tabasco

III

LAS FIESTAS


El Tabasco prehispánico, ruta comercial de los mayas y mexicas, era punto de encuentro de mercaderes que iban y venían entre la Altiplanicie y el Golfo. En Cimatán y en Xicalango (ahora en Campeche) bullía la actividad mercantl y es probable que se hayan organizado en aquellos sitios verdaderas ferias para el intercambio de algodones y sal, mieles y herramientas y toda clase de productos susceptibles de intercambiarse o de adquirirse a cambio del cacao, la sabrosa moneda nativa.


Las ferias comerciales languidecieron -salvo episódicos resurgimientos durante la Colonia- hasta que, en el año de 1900, los comerciantes estimulados por el gobierno mostraron sus productos en una exposición presentada en el centro recreativo del Tivoli. Aquel impulso volvió a apagarse durante la lucha revolucionaria, hasta que Tomás Garrido instituyó la Feria Regional, tradición que, salvo breves lapsos, sigue vigente desde 1928.


Cada uno de los 17 municipios celebra su propia feria una vez al año y en Abril se presenta, en Villahermosa, la gran exposición y feria regional.


A fines del siglo XIX había, sin embargo, animadas fiestas en Villahermosa. El 20 de Enero empezaban las fiestas del carnaval, que terminaban con los tres días de carnestolendas(2). En Atasta y Tamulté había ferias el tercero y el cuarto viernes de cuaresma, que acompañaban la música sacra con cencerros(3) y matracas. Se celebraban frente a las iglesias y allí llegaban los "coletos" de Chiapas, según nos dice Rafael Domínguez en su libro "Tierra mía": "...con sus huacales repletos de cajetas, confites, anisillos, el llamado 'pan coleto' y aquella curiosa producciòn de su incipiente y rudimentaria industria: zapatos, guitarritas, trepatemicos(4), juichihuichis..."


Alternaban fiestas cívicas y religiosas. El 5 de Febrero se celebraba con una gran serenata en la Plaza de Armas, como el día 27, para conmemorar la entrada de Gregorio Méndez a Villahermosa. El sábado de gloria había quema de "Judas". El 5 de Mayo había serenata y, por supuesto, también la noche del grito, el 15 de Septiembre, con muchos castillos y fuegos de artificio.


Las familias preparaban nacimientos para la fiesta de navidad, que eran motivo de visitas y festejos; bailes los había todo el año, en el casino de Tabasco.

Tenosique (20 de Enero)
Fiesta de San Sebastián e inicio del Carnaval


Villahermosa (27 de Febrero)
Feria Internacional del caballo, se prolonga hasta el 7 de Marzo


Cd. Pemex (18 y 19 de Marzo)
Expropiación petrolera


Paraíso
(31 de Marzo)

Feria del coco, se prolonga hasta el 4 de Abril


Villahermosa (18 al 23 y 24 de Abril)
Preferia Expo - Tab
Expo - Tab, se prolonga hasta el 2 de Mayo


Jalapa (23 al 25 de Abril)
Feria municipal


Paraíso (23 al 25 de Abril)
Feria de San Marcos


Cunduacán (30 de Abril)
Feria municipal, se prolonga hasta el 5 de Mayo)


Teapa (01 al 03 de Mayo)
Feria municipal


Tapijulapa (9 de Mayo)
Pesca de la Sardina


Comalcalco (13 al 15 de Mayo)
Fiesta de San Isidro


Macuspana (13 al 15 de Mayo)
Feria municipal


Tenosique - Villahermosa (20 al 23 de Mayo)
Maratón nautico del Usumacinta


Centla (29 de Mayo)
Día de la Marina, se prolonga hasta el 01 de Junio


Huimanguillo (08 al 13 de Junio)
Fiestas de San Antonio


Cárdenas (05 al 13 de Junio)
Fiestas de San Antonio


Jalapa (29 de Junio)
Fiestas de San Pedro


Cupilco (13 al 15 de Agosto)
Fiestas de la Asunción


Tacotalpá (13al 16 de Agosto)
Feria municipal


Cunduacán (01 al 09 de Septiembre)
Fundación de Cunduacán


Tenosique (08 al 17 de Septiembre)
Feria municipal


Huimanguillo (12 al 16 de Septiembre)
Fiestas patrias


Cárdenas (15 y 16 de Septiembre)
Fiestas patrias


Emiliano Zapata (16 al 24 de Octubre)
Feria municipal


Frontera (03 al 12 de Diciembre)
Feria municipal


Balancán (13 al 16 de Diciembre)
Feria municipal


Tenosique (16 al 24 de Diciembre)
Paseo de la Rama


En 1928, la Feria se presentó en Frontera y hasta vino Álvaro Obregón para inaugurar los festejos. Ya al año siguiente empezó a celebrarse en Villahermosa, en la finca Santa Gertrudis que es actualmente fraccionamiento residencial (Prados de Villahermosa y Bonanza). Se cuenta que había en aquellos terrenos numerosos lagartos que fueron liquidados sin contemplaciones, por miedo a que el público, temeroso, no acudiera. En una gran Ceiba se instaló una plataforma como mirador a la que el pueblo llamó pronto “El nido de águilas”. Pero lo más atractivo debió haber sido el gran mapa del estado, con sus diecisiete municipios. De cada uno salía una joven ataviada con singulares atuendos: hojas de tabaco (Huimanguillo), caña de azúcar (Cárdenas), jícaras (Jalpa de Méndez), se eligió a la más bella de las participantes como Flor de la Raza, iniciando una costumbre que hoy se conserva, en la elección de la Flor de Tabasco.


Los azares de la política interrumpieron las ferias en dos ocasiones: en 1938 y 1939, y de 1940 a 1943. Noé de la Flor Casanova hizo construir en 1943, durante su gobierno el Parque Tabasco, con diecisiete avenidas convergentes en un kiosco central, para proporcionarle a la Feria una sede permanente. Remozado, el Parque lleva ahora el nombre Tomás Garrido Canabal y fue hasta 1981 el escenario de la celebración que se repite, con mucho entusiasmo, en el mes de Abril de cada año. Los municipios competían con lo mejor de su producción: cacao de Comalcalco; zapatos y bolsas de lagarto de Frontera; ostiones de Puerto Ceiba ahumados en concha de coco; imponentes sementales de Jonuta y Emiliano Zapata; jícaras y güiros de Nacajuca, acompañados de exquisita longaniza y puerco salado en hojas de yagua, sombreros de Jalpa, quesos de Teapa y Balancán; mantequilla de Tenosique. Nunca falta, para animar la fiesta, los tamborileros de Mazateumpa (Nacajuca).


Además de las Ferias, subsiste una fiesta de origen indígena, el Carnaval de Tenosique conocido como El Pochó. Tambores y pitos anuncian a las pochoveras, mujeres que se adornan con sombreros llenos de flores, seguidos por los cojóes, con caretas de madera, túnicas de costal y polainas de hojas secas. Cuando aparecen los tigres, huyen las pochoveras. Los cojees ejecutan una danza en franca camaradería de cojees y tigres, que se dedican entonces a perseguir a los espectadores, quienes deberán “pagar prenda” por su libertad. El martes de Carnaval todos “recogen sus pasos”, es decir, vuelven a recorrer todos los puntos de la fiesta anterior: los que no presencian este ritual, morirán, se supone, antes del siguiente carnaval. La elección de El Pochó, cuya misión es organizar el festejo del año próximo, se hace ruidosamente, arrojando naranjas, piedras y otros objetos al techo de su casa. En una especie de velorio, se lamenta la “muerte” del Pochó anterior. Al terminar el velorio, los presentes se despiden como si estuvieran a punto de partir en un largo viaje que durará un año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan Tus comentarios y son importantes para mejorar este sitio web

Mas Articulos